El Cóndor sigue volando
Descubrimiento del Archivo del Terror declarado por la unesco Memoria del Mundo
Martín Almada
Card image cap

En Chile, hablar de Derechos Humanos suele restringirse a los tiempos de dictadura y sus múltiples muestras de horror de esos 17 años que marcaron a sangre y fuego a nuestro país. Sin embargo, cada vez es más recurrente, en especial desde las organizaciones territoriales que construyen de abajo y a la izquierda, dar la pelea para que se visibilicen todos nuestros derechos que permanentemente son violentados.

Porque al común de la gente no le parece violento el trato a los manifestantes en una marcha, en un allanamiento en el wallmapu, en las pensiones de miseria o la salud impagable en las clínicas, mientras que en los hospitales nada parece sanar a quien de pobreza está enfermo. Un sistema que violenta desde su espíritu, en donde todo se transforma en bien de consumo, y la vida termina transándose en la bolsa.

Porque sabemos que el Plan Cóndor todavía es una realidad en América Latina, es que publicamos este texto, para entender su actuar y cuestionarnos el cómo nos afecta hoy, y dar luces a qué vamos a hacer para enfrentarlo. Porque la lucha por defender los derechos humanos no es algo del pasado, es resistencia en el presente.

Por esta razón se hace tan necesario escarbar en la memoria, para cuestionar al presente, rescatar experiencias, aprender a construirnos de una forma distinta, en donde el abrazo solidario, el caminar juntos y armarnos colectivamente sea lo normal. Así como lo refleja el Centro de Interpretación Fisura de La Legua, quienes decidieron acompañar con su análisis el texto de Martín Almada, y darle otra dimensión al vuelo del Cóndor, una más cercana, la que nos afecta en el cotidiano.

Así, ir sacando las máscaras que desde la institución y el poder les han puesto a nuestros derechos, maquillándolos de bienes que deben comprarse, entendiendo sus trampas, para no caer más en ellas.

Card image cap
El Cóndor sigue volando
Descubrimiento del Archivo del Terror declarado por la unesco Memoria del Mundo
Martín Almada

En Chile, hablar de Derechos Humanos suele restringirse a los tiempos de dictadura y sus múltiples muestras de horror de esos 17 años que marcaron a sangre y fuego a nuestro país. Sin embargo, cada vez es más recurrente, en especial desde las organizaciones territoriales que construyen de abajo y a la izquierda, dar la pelea para que se visibilicen todos nuestros derechos que permanentemente son violentados.

Porque al común de la gente no le parece violento el trato a los manifestantes en una marcha, en un allanamiento en el wallmapu, en las pensiones de miseria o la salud impagable en las clínicas, mientras que en los hospitales nada parece sanar a quien de pobreza está enfermo. Un sistema que violenta desde su espíritu, en donde todo se transforma en bien de consumo, y la vida termina transándose en la bolsa.

Porque sabemos que el Plan Cóndor todavía es una realidad en América Latina, es que publicamos este texto, para entender su actuar y cuestionarnos el cómo nos afecta hoy, y dar luces a qué vamos a hacer para enfrentarlo. Porque la lucha por defender los derechos humanos no es algo del pasado, es resistencia en el presente.

Por esta razón se hace tan necesario escarbar en la memoria, para cuestionar al presente, rescatar experiencias, aprender a construirnos de una forma distinta, en donde el abrazo solidario, el caminar juntos y armarnos colectivamente sea lo normal. Así como lo refleja el Centro de Interpretación Fisura de La Legua, quienes decidieron acompañar con su análisis el texto de Martín Almada, y darle otra dimensión al vuelo del Cóndor, una más cercana, la que nos afecta en el cotidiano.

Así, ir sacando las máscaras que desde la institución y el poder les han puesto a nuestros derechos, maquillándolos de bienes que deben comprarse, entendiendo sus trampas, para no caer más en ellas.

Compartir...
Share on Twitter Share on Facebook
LANZAMIENTO Presentación en el teatro de FiSura – La Legua

Card image cap
Card image cap
Card image cap

Martín Almada

(Paraguay, 1937) Profesor, abogado y reconocido activista y defensor de los Derechos Humanos en su país natal durante la dictadura de Alfredo Stroessner. Líder del movimiento “Por un techo para cada educador” de la Federación de Educadores del Paraguay, fundador y director de la Escuela Juan Bautista Alberdi en San Lorenzo, que fue cerrada en 1974 por órdenes dictatoriales.
Ese año, Almada presenta su tesis doctoral “Paraguay, Educación y Dependencia” en la Universidad Nacional de La Plata, en Argentina, siendo calificada de “subversiva y terrorista” por la Policía Federal Argentina, lo que le significó ser detenido y torturado, y que su primera esposa, Celestina Pérez, falleciera de un infarto al escuchar telefónicamente las torturas a las que era sometido Almada.
En 1977 es liberado después de una huelga de hambre y el apoyo de distintos grupos de derechos humanos, asilándose en Panamá, retornando a su país después de la caída del dictador Strossner, en 1989.
Con la ayuda del juez José Agustín Fernández, el 22 de diciembre de 1992, en la ciudad de Lambaré (Paraguay) descubre los “Archivos del Terror”, la prueba documental de la existencia de la Operación Cóndor en América Latina, que contiene las comunicaciones y acuerdos entre las autoridades militares y policiales, para reprimir las sociedades y mantener las dictaduras de Paraguay, Argentina, Brasil, Chile y Uruguay, entre 1970 y 1980.
Martín Almada ha recibido varios galardones internacionales por su actividad a favor de la aclaración histórica de la Operación Cóndor y de las violaciones de Derechos Humanos en Sudamérica, donde destaca el Premio Right Livelihood, o Premio Nobel Alternativo de la Paz, en 2002.

Y tú, ¿Qué dices?