Latiendo resistencia
Mundos nuevos y guerras de despojo
Raúl Zibechi
Card image cap

La génesis de este libro está en tierras mexicanas, a través de una pequeña editorial autogestionada y su vínculo con otros colectivos que necesitan tener un diálogo con quienes, como ellos, luchan desde abajo y a la izquierda. Y en donde Raúl Zibechi se transforma en detonante de preguntas, visibilización de horizontes, en miradas colectivas. Poco más de un año de su presentación en México, este texto ve la luz en el sur del mundo, tan lejos en el mapa, pero tan cerca en el espíritu que nos hermana, de esta Quimantú que se enreda con otras y otros en el ripiado camino que decidimos andar.
“Latiendo Resistencia” es una muestra, en forma y fondo, de cómo esta construcción colectiva desde abajo va tomando diferentes modos y rostros, sin miedo a sentirnos distintos, pero sintiéndonos compañeros de ruta. Como siempre, Raúl nos obliga a mirar, poniendo la lupa en pro y contras. Nunca nos ha escondido las postales de terror que el neoliberalismo ha generado en nuestro continente, pero con la habitual (y necesaria) cuota de esperanza y alegrerebeldía que tiñe a América Latina.
Como se señala en la presentación mexicana, este es un libro sin acabar, debemos discutir y potenciar estos documentos, incluir otros, ediciones que otras latitudes verán nacer, y así seguir armando conocimiento colectivo, en herramientas-libros, pero sobretodo, en vínculos y afectos, en rebeldía “global”.

(Presentación a la edición chilena)

Card image cap
Latiendo resistencia
Mundos nuevos y guerras de despojo
Raúl Zibechi

La génesis de este libro está en tierras mexicanas, a través de una pequeña editorial autogestionada y su vínculo con otros colectivos que necesitan tener un diálogo con quienes, como ellos, luchan desde abajo y a la izquierda. Y en donde Raúl Zibechi se transforma en detonante de preguntas, visibilización de horizontes, en miradas colectivas. Poco más de un año de su presentación en México, este texto ve la luz en el sur del mundo, tan lejos en el mapa, pero tan cerca en el espíritu que nos hermana, de esta Quimantú que se enreda con otras y otros en el ripiado camino que decidimos andar.
“Latiendo Resistencia” es una muestra, en forma y fondo, de cómo esta construcción colectiva desde abajo va tomando diferentes modos y rostros, sin miedo a sentirnos distintos, pero sintiéndonos compañeros de ruta. Como siempre, Raúl nos obliga a mirar, poniendo la lupa en pro y contras. Nunca nos ha escondido las postales de terror que el neoliberalismo ha generado en nuestro continente, pero con la habitual (y necesaria) cuota de esperanza y alegrerebeldía que tiñe a América Latina.
Como se señala en la presentación mexicana, este es un libro sin acabar, debemos discutir y potenciar estos documentos, incluir otros, ediciones que otras latitudes verán nacer, y así seguir armando conocimiento colectivo, en herramientas-libros, pero sobretodo, en vínculos y afectos, en rebeldía “global”.

(Presentación a la edición chilena)

Compartir...
Share on Twitter Share on Facebook

Raúl Zibechi

Periodista uruguayo, forma parte del equipo del Semanario Brecha de Uruguay, colaborador de La Jornada de México, Rebelión.org y de otros medios de América Latina.
Ha publicado junto a Quimantú sus libros “Dispersar el poder, los movimientos como poderes antiestatales”, “Autonomías y emancipaciones. América Latina en movimiento”, “Progresismo, la domesticación de los conflictos sociales”, “Brasil Potencia, entre la integración regional y un nuevo imperialismo”, “Descolonizar el pensamiento crítico y las prácticas emancipatorias” y “Vientos sobre el progresismo. Cultivando el Sumak Kawsay”, “Cambiar el mundo desde arriba”, “Latiendo Resistencia”, “El mundo otro en movimiento” y, muy pronto, “La Revolución de 1968 desde América Latina”.
Ganador del Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 2003, por sus investigaciones sobre los movimientos de resistencia que se gestaron en diciembre del 2000 en Argentina, y Doctor Honoris Causa de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), en Bolivia, como reconocimiento a su trabajo con los derechos del pueblo y con la aspiración legítima de su liberación. Es activo colaborador con organizaciones sociales, barriales y medios de comunicación alternativos.

Y tú, ¿Qué dices?